Reflexiones Anteriores

Un  Año Nuevo

             

Apenas acabamos de comenzar un año nuevo.  Nuestro paso sigue siendo cauteloso, con atención y en alerta porque nada sabemos de mañana, y en la nueva oportunidad que Dios nos da, queremos alcanzar nuestros anhelos y sentirnos triunfantes.

 

     Conocer y saber el camino sería la mayor garantía para lograr el éxito en este nuevo año, pero, ¿Quién?  A esa pequeña pero profunda pregunta, le tengo la respuesta.  Lea atentamente:

 

“Jehová edifica a Jerusalem… El sana a los quebrantados de corazón; y venda sus heridas.  El cuenta el número de las estrellas; a todas llama por su nombre.  Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder y su entendimiento es infinito”

Salmo 147: 2-5

 

     ¿Qué le parece?  El Omnipotente y Todopoderoso Dios está presente en la edificación del nuevo año; promete sostenernos en nuestros quebrantos, le somos más importantes que las estrellas, porque es Amor, Poder y Seguridad.

 

     La forma para ser partícipe de esta bendición es: creyendo en JESUCRISTO, su Hijo, por quien nos dará todas estas cosas.  Tenga un año feliz con JESUCRISTO en su corazón, acéptelo como Su Salvador y disfrute la diferencia transformadora.

 

 

Dios le Bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS