Reflexiones Anteriores

P R I S I O N E R A

                  

       Dana cuenta con solo trece años de edad.  Accidentalmente estaba prisionera bajo una roca de granito de cinco toneladas.  Tenía dificultad para respirar, su movilidad estaba limitada: solo su cabeza, una pierna y un brazo.  La muerte era segura, necesitaba ayuda inmediata.

 

       Un equipo de socorristas, logran, después de arduo trabajo (cinco horas), ponerla a salvo liberándola y llevándola al hospital más cercano.

 

       Hoy día se encuentran en igual situación – prisioneros – cientos de personas bajo el peso del pecado, el vicio, la drogadicción, sintiendo la dificultad de movilidad en su vida asfixiante, deseando urgentemente ayuda.

 

       Hay ayuda: JESUCRISTO.  Lea con atención:

 

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados que yo os haré descansar”

Mateo 11:28

 

       Acepte la invitación.  Únicamente JESUCRISTO es quien puede quitar el peso o condición que le agobia.  Clame ahora mismo a EL, JESUCRISTO, y sea libre.

 

       Acéptelo sinceramente en su corazón.

 

 Dios le bendiga.

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

   

Design by: PRWS