Reflexiones Anteriores

TRANSFORMAR EL MUNDO

                  

  

     Es un deseo urgente y general al ser testigos de la manera en que nuestro planeta se destruye; de cómo los conflictos interpersonales producen una catástrofe y la inseguridad nos hace vivir “encarcelados” voluntariamente.

 

     Hay un anhelo de disfrutar de esperanza, tranquilidad y alegría en cada uno de los seres humanos que poblamos este nuestro mundo.

 

     Creo que esto es posible si primeramente se realiza una transformación interior de mente y corazón en nosotros mismos.  Pero solos, nunca podremos; necesitamos de quien nos conoce y nos formó para lograrlo, DIOS.  Solo cuando JESUCRISTO, su Hijo, entra en nuestro corazón, nuestro mundo interior empieza a transformarse; la envidia se termina, el temor se disipa, la seguridad se consolida y el resentimiento desaparece.

 

     Principie a transformar su mundo interior hoy mismo, acepte esta invitación:

 

“Dame hijo mío tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos”

Proverbios 23:26

 

     ¿Qué espera?  JESUCRISTO puede transformar su vida y su mundo hoy.  Acepte a JESUCRISTO como su salvador.

 

 

Dios les Bendiga siempre,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS