Reflexiones Anteriores

“Y todo aquel que tiene esta esperanza en Él, se purifica a sí mismo, así como Él es puro”.       1 Juan 3:3

                            

El diccionario Vox define la esperanza como: “Virtud teologal por la cual se aguarda de DIOS su gracia en este mundo y la gloria eterna en el otro”.

 

El versículo citado de la carta de Juan, sigue al versículo dos donde se nos dice que seremos semejantes al Señor cuando se manifieste en su gloria venidera.

 

La existencia sería muy difícil sin la capacidad para tener esperanza.  La esperanza es cualidad puesta por Dios en nuestra naturaleza humana para lidiar con el presente, esperando que el futuro sea mejor.

 

En el contexto cristiano, la esperanza sugiere espera, disciplina y perseverancia, sabiendo que puesta la mirada en JESUCRISTO, nos purificamos a nosotros mismos, así como Él es puro.

 

La definición del diccionario recoge la esencia del vocablo esperanza al establecer que aguardamos de DIOS su gracia en este mundo y la gloria eterna en el otro.

 

¡JESUCRISTO es nuestra esperanza!

 

Mi invitación a ti amigo que lees estas líneas es que pongas tu mirada en el autor y consumador de la fe, que es Cristo Jesús, Señor nuestro.

 

 

Tu hermano en Cristo,

 

Neftalí Rivera Nieves

 

     

Design by: PRWS