Reflexiones Anteriores

“Una Nube”

                            

Al principio eso parecía; una nube pequeña en el horizonte.  Pero, ¡increíble!, fue creciendo hasta cubrir el cielo de Yemen, del estado de Arabia.  Eran millones de alas que zumbaban y se precipitaban sobre cien mil hectáreas de cultivo.

 

Eran langostas, una plaga que no deja nada verde.  Después de Yemen, se extendieron a Chad, Níger y Mali, dejando destrucción por donde pasaron.

 

Hoy día, además de esta plaga, existen otras plagas que están devastando vidas y almas en todos los países del mundo.  La plaga de la violencia, que deja cuerpos destrozados; el divorcio, que deshace hogares; el alcohol, líquido engañador; la droga, destructora de cuerpos y almas; el suicidio, destruyendo futuros; el SIDA, que sigue matando; sectas extrañas que fanatizan a sus adeptos; la incredulidad, que ahoga el orden moral y espiritual, etc.

 

¿Cómo podemos librarnos de estas plagas?  Con JESUCRISTO, la única esperanza para toda la humanidad.  Lea con atención:

 

“He aquí, YO estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”

Apocalipsis 3:20

 

¿No sería bueno que escuchara ese llamado y respondiera?  Solo JESUCRISTO puede librarlo de cualquier “plaga” que está por destruir su vida.

 

Acéptelo, invítelo a entrar a su corazón hoy.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS