Reflexiones Anteriores

“BASURA”

 

La ciudad de Toronto, Canadá, comenzaba a heder y a difundir gérmenes letales.  Miles de toneladas de basura, producto de la huelga de recolectores de basura, se apilaban en las calles de la ciudad.  Era una impresión desesperante y asfixiante y parecía qu eno había solución inmediata; los vecinos abandonaron temporalmente sus residencias esperando se solucionara “saludablemente” la situación.

 

Sabe que lo mismo sucede con nuestra vida; si esta se llena de basura como: la avaricia, la mentira, el desfalco, el adulterio, la ofensa, etc. que ahogan y destruyen al ser humano.

 

No permita que el hedor de esta basura siga afectando su vida.  Lea con atención:

 

“… la sangre de JESUCRISTO su HIJO nos limpia de todo pecado”.      1 Juan 1:7b

 

Reconozca su condición, acepte el sacrificio de JESUCRISTO realizado en el Calvario, y sométase a su señorío; solo así podrá ser limpio.

 

No tarde, usted puede hacerlo hoy mismo, ¡créalo!

 

DIOS le bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt