Reflexiones Anteriores

NO LO TIENEN

                  

Nuestro mundo modernista y progresivo es asombrante y cada día lo es más; pero nos ha privado de los hermosos y estimulantes trinos de aves cantoras que por la mañana y al atardecer invadían el ambiente con la multiforma de sus trinos como el pitirre, los zorzales, los bolseros, los serranos y otros más que vivían a la sombra de los árboles, que cada día son más escasos en nuestra isla.

 

       Esa sombra y ese abrigo daban a estos indefensos y bellos cantores, la protección y seguridad que necesitaban para vivir y así reproducirse.

 

       En el ser humano está pasando lo mismo; está carente de gozo, paz, seguridad y bienestar, y eso porque los afanes de este mundo no le permiten reconocer que puede lograr estas bendiciones si responde a la expresión del salmista que dijo:

 

“El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente”

Salmo 90:1

 

       No continúe viviendo sin esta verdadera bendición.  JESUCRISTO se la puede otorgar permanente y gratuita.  Acuda y habite a Su abrigo y viva siempre bajo Su sombra.  Acéptele hoy como su personal salvador.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

   

Design by: PRWS