Reflexiones Anteriores

¿UNA NUEVA BEBIDA?

                            

El título solo, llama la atención, pero debo decirles que no está autorizada ni mucho menos; vale la pregunta: ¿Que es?  Se trata de la mezcla de, leche materna con cocaína, que una madre adicta a ésta droga amamantaba a su pequeño de apenas 7 meses.

La destructiva y aterrorizante composición, hizo su efecto, destruyó las células cerebrales, paralizó sus movimientos musculares y terminó con la vida del pequeño.

¡Increíble!   Ésta leche que debería ser el sustento enriquecedor vitamínico é inmunológico para darle vida y crecimiento; por su impureza a causa de la fatal mezcla, le produjo la muerte.

La Biblia recomienda:   “Desead como niños recién nacidos, la leche espiritual NO ADULTERADA, para que por ella crezcáis para salvación”   1Pedro 2:2

No permita que el mundo con sus embelesos destruya su mente, paralice su angustiado corazón y acabe con su vida.

Escoja lo que no está adulterado; que es puro y sacia el todo del ser humano a JESUCRISTO.

Solo JESUCRISTO es el único que puede hacerlo, si tan solo deposita su confianza en EL, y lo acepta como su Salvador.

Hágalo hoy mismo, le aseguro que no se arrepentirá.

DIOS le bendiga.

 

Rev. Joel Velásquez Peralta.

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt.

    

Design by: PRWS