Reflexiones Anteriores

¿DÓNDE COMIENZA EL DRAMA?

             

Era una bella niña de 16 años que vivía en una de las grandes ciudades

 de nuestra América, una tarde al regresar de la escuela, aprovechando la

ausencia de sus padres, puso fin a su preocupación; estaba embarazada,

 y tomó la más drástica solución; provocarse ella misma un aborto.

La hemorragia era tan fuerte que fue ingresada de emergencia a un hospital.

Esto es el drama de miles de muchachas en plena edad juvenil, y como la

naturaleza no perdona, ese tropiezo se convierte en un embarazo no

deseado.

Ahí comienza el drama.  ¿Cómo detener esos embarazos? ¿Cómo curar las profundas heridas?

El hacer caso omiso de DIOS, nos trae esas consecuencias; podemos

preguntarnos: ¿Cuál es la solución?    JESUCRISTO: en el corazón, en la

vida, en la familia, en la sociedad.

Lea con atención:   “He aquí, YO = JESUCRISTO, estoy a la puerta y llamo,

si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él

conmigo”    Apocalipsis 2:20

Ponga fin a ese drama, reconozca a JESUCRISTO como su Salvador, le

perdonará y transformará.  ¡Créalo!    Acéptelo hoy mismo.

DIOS le bendiga.

Rev Joel Velásquez Peralta.

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt.

 

Design by: PRWS