Reflexiones Anteriores

¿Y si nos toca un huracán?

“Calla…enmudece…”

                  

  

Es esta época de huracanes en que nuestra área está propensa a ser atacada por huracanes, la inquietud general es: ¿Y si nos toca un huracán?  Cuando se nos avisa de una onda tropical saliendo de Africa, tomamos precauciones.  Compramos linternas, reforzamos puertas y ventanas, compramos alimentos imperecederos, nos suplimos de agua embotellada y muchos compran seguros, por si lo pierden todo.

 

     Pero, ¿qué pasa cuando los huracanes en nuestra vida no son fenómenos atmosféricos?  Esos ocurren en cualquier época del año, en cualquier etapa de nuestra vida y generalmente nos toman por sorpresa.  ¿Hemos tomado provisión para enfrentarlos?  ¿A qué recurso acudimos?

 

     Hay un recurso seguro; se llama JESUCRISTO.  El solamente usó dos palabras:

 

¡Calla, enmudece!

 

     Lo hizo como mandato para eliminar la tempestad que amenazaba la embarcación donde estaba él y sus discípulos.  “¿Quién es este que aún los vientos y la mar le obedecen?”  Ellos conocían a JESUS, ¿le conoce usted?  ¿Sabía usted que es el único que tiene poder para calmar los huracanes que pretendan atacarle?  Si usted le confiesa como su salvador, él le salvará de las tempestades de la vida y también le salvará para Vida Eterna.

 

 

Su hermana en Cristo,

 

 

Esther Gely

Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS