Reflexiones Anteriores

“Algo de Judas”

                            

Era una escultura de la útima cena de nuestro Señor Jesucristo.  Su costo: $90,000.00.  Contendría trece figuras.  Fue ordenada para exhibirse en la “Ciudad del pecado”, Las Vegas, Nevada, en E.U.  Le insistieron al escultor que todos los modelos fueran naturales y bien parecidos.  No fue fácil encontrarlos, pero lo logró y así inició su muy especial trabajo el cual duró varios meses.

 

Terminada la escultura, el que personificó a Judas era tan genuino, que todo el mundo le reconocía.  El modelo, acosado por tanta molestia, -“Tú eres el Judas” -, le decían al reconocerlo; pidió al escultor que alterara el rostro de la escultura.  “La verdad es que a nadie le gusta ser Judas”.

 

Pero lo cierto es que todos tenemos algo de Judas en nuestra forma de actuar, vivir, pensar, y nada bueno se manifiesta.  Por eso JESUCRISTO declara:

 

“… ninguno hay bueno sino solo DIOS”

Lucas 18:19b

 

Solo JESUCRISTO puede quitar ese “algo de Judas” en el ser humano y transformarlo en una persona diferente.  Créalo, acéptelo como su Salvador y disfrute de su perdón, paz y vida eterna.

 

¡Hágalo, no se arrepentirá!

 

 

 

DIOS le bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS