Reflexiones Anteriores

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo”.      Lucas 2:10

                  

Buenas nuevas son buenas noticias.  Las buenas nuevas producen gozo; no así las noticias desagradables.  Las buenas nuevas que registra el Evangelio de Lucas, y el gozo que producen es opción que está disponible al ser humano desde que se pronunciaron hace ya tantos siglos.

 

     A fines de la década de los 80, cuando se disolvió la antigüa Unión Soviética, a través del mundo se propagó la falsa sensación de que nos habíamos librado de la guerra global y sus terribles consecuencias.  El tiempo se ha encargado de demostrar lo frágil que resulta la paz entre las naciones.  No puede haber paz si Dios no forma parte de la ecuación.  Dios es amor y donde hay amor hay paz.

 

     El mensaje del ángel a los pastores es uno de buenas nuevas que produce gran gozo.  Si nos parece utópico concebir la paz entre las naciones, el mensaje del ángel nos recuerda que esta, está disponible con simplemente abrir el corazón y rendir nuestra voluntad ante el Niño que nació en Belén y luego entregó su vida por nosotros.

 

     Mi invitación en esta hora es a que nos hagamos objeto del mensaje de Lucas 2:10, y comencemos ya a disfrutar del gozo que allí se nos promete.

 

 

Tu hermano en Cristo,

 

 

Neftalí Rivera Nieves

 

 

Design by: PRWS