Reflexiones Anteriores

“NO”  AL INTERCAMBIO DE REGALOS

          

   

“No habrá intercambio de regalos en la fiesta de NAVIDAD” dijo el maestro el primer día de clases.

 

¡Qué bueno! Pensó Juan.  Nunca recibió (a su entender) algo que llenara sus expectativas o en acorde con lo que él había regalado – que sí era de su gusto.

 

-          - Intercambiaremos ‘portadores’ – continuó el maestro.  Desde hoy, un ‘portador’ tendrá tu nombre en secreto.  En Navidad, se identificará y te dirá por qué escogió un regalo imaginario en especial para ti.

 

Los niños estaban atónitos.  – Atenderás todo lo que tu  ‘portador’ diga, y le darás las gracias por pensar en ti.  Apreciar tu ‘portador’, dará valor real a su ‘regalo’.

 

Al final, Juan estaba sorprendido y feliz por cómo lo conoció Agustín, quien descubrió su color favorito, y su afición por los caballos. – Te regalaría un caballo rojo, la silla de cuero, el establo y mucho heno – terminó.

 

JESUCRISTO mismo es el primer REGALO por excelencia de toda NAVIDAD.  Y porque conoce nuestra necesidad, nos trajo verdadera VIDA cuando vino al mundo:

 

“YO he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.

Juan 10:10 b

 

Te invito a mi Iglesia, para que con nosotros, tú también celebres por todo lo alto a JESUCRISTO, y disfrutes en todo lo que vale,       SU REGALO de AMOR, LUZ y VIDA¡VEN!

 

 

Nivea E. Santiago

Miembro de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS