Reflexiones Anteriores

EL NEGOCIADOR

                  

Es la persona especializada en tratar de llegar a algún arreglo con el asaltante o secuestrador, para alcanzar la libertad de los secuestrados.

 

     Con un arma automática sentenciaba a matar a un padre y sus gemelos, los cuales tenía secuestrados al irrumpir en la casa de ellos, huyendo de la policía por asaltar un banco.  El negociador del FBI tardaría cuarenta minutos en llegar al lugar, pero esto no garantizaba absolutamente nada a los tres secuestrados.

 

     Este es un cuadro similar al que ocurre cada día en todas partes del mundo, donde el secuestrador y destructor de la vida, el diablo o satanás, tiene bajo sentencia de aniquilación a todos los que cautiva con el vicio, drogadicción, envidia, egoísmo y desesperación.

 

     Pero a diferencia del negociador, usted puede tener un Libertador en este mismo instante: a JESUCRISTO.  Lea atentamente:

 

“El cual se dio a sí mismo –JESUCRISTO– por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo…”

Gálatas 1:4ª

 

     Usted no tiene que esperar, permita que JESUCRISTO hoy le salve, le libere y viva feliz con paz y seguro, aceptándolo en su corazón. ¡Hágalo!

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

   

Design by: PRWS