Reflexiones Anteriores

“K I M   y   Y I M”

 

Este era el nombre de las gemelas de más edad del Japón.  Durante pasados cien años disfrutaron el llevar ese nombre como si fueran tesoros vivientes.  En japonés, Kim significa “oro” y Yim, “plata”.  No cabe duda que cuando nacieron, para sus padres estas dos hijas eran no menos que eso: oro y plata, por consiguiente, eran un tesoro.

 

Hoy día usted puede constituirse en un tesoro; no por el nombre, sino en la acción transformadora que DIOS puede realizar.

 

Lea con atención:

 

“Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve”.  

Malaquías 3:17

 

DIOS ya cumplió, El ya actuó, envió a JESUCRISTO su Hijo para que por su muerte expiatoria en la cruz y por su resurrección, usted obtenga salvación, perdón y vida eterna.

 

La decisión es solo suya, reconocer en JESUCRISTO al salvador de su vida.  El único que puede perdonar sus pecados y darle la garantía de vida eterna.

 

Al aceptar a JESUCRISTO en su corazón, usted se transforma en especial tesoro para DIOS.  ¿Qué espera?  Acepte a JESUCRISTO hoy.

 

DIOS le bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS