Reflexiones Anteriores

“… no temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo; que os ha nacido hoy, … un Salvador, que es Cristo el Señor”.            Lucas 2:10-11

 

“¡Navidad es Nuevas de Esperanza!”  La misma creación se encarga de anunciar la Navidad de mil maneras.  En el clima fresco, noches de estrellas refulgentes, música inspirada que nos invita a celebrar en forma sana y reverente, la llegada del Mesías.  La Navidad es rayo de luz en la noche oscura que ha envuelto a la humanidad, que desde el mismo acto de la creación perdió su rumbo.

 

El uso insensato de la libertad que Dios nos ha dado, nos ha llevado por sendas que nos alejan del Creador quien permite nuestra existencia.  Pero Dios en su infinita misericordia nos envía el rayo de luz y de esperanza en la figura del niño de Belén aquella noche de invierno.

 

“¡Navidad es Nuevas de Esperanza!”  Es asidero espiritual que nos permite reorientar nuestro caminar por la vida hacia objetivos eternos que le dan sentido y dirección a nuestra existencia.  El corazón del hombre tiene un espacio vacío que sólo lo llena Dios.  Cuando le devolvemos a Dios el lugar que le pertenece, nuestra vida se completa y recobra su dimensión de eternidad.

 

 “¡Navidad es Nuevas de Esperanza!”  La esperanza es lo último que pierde el ser humano, según uno de nuestros escritores conocidos.  Pero estas nuevas de esperanza, aunque con consecuencias eternas, facilitan nuestro paso por la vida, ayuda a nuestra estabilidad emocional, y nos permite lidiar con nuestra cotidianidad con más efectividad.

 

“¡Navidad es Nuevas de Esperanza!”  Este mensaje es de esperanza porque en Él hay promesa de vida eterna en Cristo.

 

Hermano y amigo que lees estas líneas, te invito a celebrar Navidad con el gozo del que se sabe poseedor de la promesa de vida en Cristo Jesús.

 

Tu hermano en Cristo,

 

 

Neftalí Rivera Nieves

 

     

Design by: PRWS