Reflexiones Anteriores

“A 160 KILOMETROS POR HORA”

 

Auto deportivo de lujo, en las grandes avenidas de Miami, Florida, a 160 km. Por hora.  El conductor, un joven de 15 años, guiando un Corvette último modelo y como acompañante, una chica también de 15 años.

 

En una intersección, sin tomar precaución alguna, choco con un modesto Subaru, donde sus tres ocupantes murieron al instante; saliendo ilesos los ocupantes del Corvette.  La prensa, los jueces y la policía se preguntaron: ¿A quién hemos de culpar?

 

Extraño que formulemos esta pregunta:  Comencemos por un hogar carente de disciplina; un conductor sin experiencia, una chica que le dice: ¡corre, corre!, un momento de adrenalina.  Estos son signos de la época en que vivimos; todos en instantes, con prisa, como que la vida termina pronto, ignorando que, sea cual sea la clase de vida, todos, sí todos, tendremos que rendir cuentas a DIOS.  Lea con atención:

 

“He aquí Yo – JESUCRISTO – vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según su obra”

Apocalipsis 22:12

 

Haga un alto en la vertiginosa carrera de su vida.  Tome el tiempo para reconocer que JESUCRISTO le ama y su sangre puede limpiar todos sus pecados.  Acepte hoy a JESUCRISTO como su Salvador.

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez-Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt.