Reflexiones Anteriores

ESPERANDO UNA LUZ

   

Todos los días el jovencito Deion  fanático del fútbol al volver de jugar con sus amigos, enfrentaba un obstáculo; su casa estaba rodeada  por un cementerio, y para llegar, la travesía era larga, oscura y solitaria, siempre le invadía el miedo y para vencerlo aprovechaba la luz provisoria que le brindaba algún carro iluminando la calle, para correr a gran velocidad.

Cada vez que salía a jugar y regresaba de noche esperaba la luz que le disipaba las sombras y le iluminaba el camino.

Muchas personas en el mundo contadas por cientos, y muy posiblemente usted, sean uno de ellas, que esperan con urgencia la luz que ilumine su sendero, disipen las tinieblas y transformen sus sombras.

Hay muy buenas noticias JESUCRISTO lo puede hacer.

Lea muy atentamente como lo dice: “YO soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la LUZ de la vida”   Juan 8:12

Usted no tiene que esperar la luz para que ilumine su vida, JESUCRISTO es la Luz, esa Luz que su vida está necesitando ¿Porqué no le acepta hoy?

JESUCRISTO puede iluminar su vida y transformar sus tinieblas en luz.

Disfrute de su luz salvadora permanentemente Acepte a JESUCRISTO.

 

DIOS le bendiga,

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt

   

Design by: PRWS