Reflexiones Anteriores

USÓ SU VOZ SOLO PARA CANTAR

                            

Cantó en los mejores teatros de Europa.  Cantó para varios presidentes en la Casa Blanca.  Fue la primera de su raza, en cantar en la Casa de la Ópera Metropolitana de Nueva York.  Llenó estadios en todo el mundo.  Armonizó el espíritu de millones de personas con su hermosa voz.

 

A los 97 años de edad, dio su último canto; el suspiro que la trasladó a la eternidad.  Era Marian Anderson, la muy notable cantante negra de fama mundial.

 

Arturo Toscanini dijo de ella: “La suya es una voz que se escucha una vez cada cien años.  Ella nunca levantó su voz, solo para cantar”.

 

Pero hay otras voces que se escuchan solo para maldecir; qque nunca tienen una palabra de consuelo, que solo arrojan amargura, desagrado, tormento y dolor, que nunca sonríen, alaban, confortan, alientan ni glorifican a DIOS.

 

JESUCRISTO dijo:

“De la abundancia del corazón habla la boca”

Mateo 12:34

 

Marian Anderson cantaba porque todo su corazón y su vida le pertenecían a JESUCRISTO.  ¿Cómo podemos cambiar nuestra voz de negativa a positiva?  Solo a través de JESUCRISTO, quien pone un canto nuevo en nuestra boca y en nuestra vida.

 

Acéptele hoy mismo como su salvador, disfrute de su perdón, amor, paz y vida eterna.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

    

Design by: PRWS