Reflexiones Anteriores

COTIZADO EN

Vivimos en un mundo donde artistas, boxeadores, tenistas, beisbolistas, futbolistas, golfistas, bailarinas, modelos, etc., etc., pueden cotizarse en millones y eso, solo porque el público está dispuesto a pagar lo que pidan por verlos actuar.

 El contra sentido de el más enorme desnivel de valores humanos, lo vemos con el agricultor que cultiva el plantío de vegetales o frutas, la enfermera que se desvela junto al enfermo moribundo o la maestra que se dedica con paciencia enseñando las primeras letras del niño; estos valen tan poquísimo.

 ¿Qué ha pasado?  Ellos también tienen un valor y su labor es inmensamente importante.  Hay alguien que nos cotiza muy diferente: JESUCRISTO.

 Para EL somos almas preciosas, por las que dio su vida y derramó su sangre en el Calvario.  Lea con atención:

 “Por precio fuisteis comprados, no os hagáis esclavos de los hombres”  1 Corintios 7:23

 Crea en JESUCRISTO, acéptelo como su Salvador y sea cotizado por el amor eterno de DIOS.

 

¡DIOS le Bendiga!

 

Rev. Joel Velásquez-Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt.