Reflexiones Anteriores

“SHALOM”

 

“SHALOM” se traduce al español como paz.  Pero definir paz como la ausencia de conflictos o la ausencia de guerras, limita en gran manera el concepto profundo y abarcador que da origen a este vocablo.

La historia de la humanidad, sobre todo en la era moderna, es testigo de los múltiples tratados de paz entre naciones que se violan a la menor provocación.  Sucede lo mismo cuando hay acuerdos en el plano individual – relaciones de familia, acuerdos entre compañías comerciales, partidos políticos, etc.

Cuando la Biblia habla de la paz que ofrece Dios, habla de algo más que la ausencia de conflictos.  La paz que proviene de Dios disipa las razones del conflicto; es reconciliación saludable que asegura salud y estabilidad emocional.

¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!”             Lucas 2:14

La paz que Dios nos ofrece a través del nacimiento del niño en el pesebre de Belén es la encarnación del SHALOM” de DIOS.  Es paz sanadora, es paz que redime ahora y salva para la eternidad.

Nuestra invitación en esta temporada Navideña es a que reflexionemos en el mensaje del pesebre  como el – SHALOM” de DIOS – la oferta de paz de parte de Dios para todo aquel que así lo reconozca.

¡SHALOM  a todos en esta NAVIDAD y en el año que se aproxima!”

 

Su Hermano,

Neftalí Rivera