Reflexiones Anteriores

N U E V A S   A R M A S

                  

     En un mundo tan violento, este título parece alarmarnos, pero de verdad.  Aunque hayan nuevas armas para la destrucción de las naciones, no me estoy refiriendo a ninguna de ellas.

 

     Las nuevas armas a las que me refiero son a las que la ciencia está utilizando con mucho éxito, contra el cáncer; flagelo que sigue acabando con el ser humano en sus muchas manifestaciones.  Ejemplos: Avastín – colorrectal metástico, Aldara – carcinoma basocecular, Glivec – leucemia mieloide crónico y gastrointestinal estrónico; y muchos medicamentos más que son medicados exitosamente.

 

     Pero para el cáncer del pecado; que día a día destruye, no solo el cuerpo, sino la mente, el alma y la vida misma, por toda la eternidad, ya existe una única arma: La sangre de JESUCRISTO.  Medite en este pasaje bíblico:

 

“ … y la sangre de JESUCRISTO su HIJO nos limpia de todo pecado”

1 Juan 1:7 b

 

     Usted puede hoy librarse de este flagelo para siempre.  Acepte el sacrificio hecho en la cruz por JESUCRISTO y permita que su sangre derramada le limpie hoy y para siempre.  Es la única forma para ser limpio, libre y salvo.  ¡Créalo!

 

Dios le Bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS