Reflexiones Anteriores

Las fatalidades de la vida

                            

Con sus treinta y dos años de vida, no entendía por qué sufría de sudores nocturnos, escalofríos, decaimiento, tos seca con pequeños filamentos de sangre en la saliva.

 

     Su médico le declaró la triste verdad: “tuberculosis”, pero está acompañada con el terrible SIDA.

 

     ¿Qué esperanza tiene el ser humano ante los golpes irreversibles de la vida?  ¿Se puede preparar para las fatalidades?  ¡Claro que sí!

 

     No olvide que la vida aquí en la tierra es solo una pequeña una pequeñísima parte de la existencia; ya que nos espera una eternidad. 

 

¿Cómo tener esa esperanza?  Lea atentamente lo que Jesucristo expresó:

 

“Porque de tal manera amó DIOS al mundo que ha dado a su HIJO unigénito, para que todo aquel que en EL cree, no se pierda más tenga vida eterna” 

Juan 3:16

 

     Acepte a JESUCRISTO hoy mismo; hágalo su salvador y Señor.  Asegure hoy la eternidad para su vida con JESUCRISTO y viva confiado y feliz.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

    

Design by: PRWS