Reflexiones Anteriores

LAS PLAGAS

Era una nubecita sobre el horizonte, nada amenazador, pero fue creciendo y cubrió medio cielo.  Eran millones de alas transparentes que zumbaban y se precipitaban sobre cien mil hectáreas en Yemen, Arabia, que se extendió hasta Chad, Níger y Malí, destruyendo todo en su camino.  ¿Qué era esto?  ¡Langostas!  Como una de las plagas en los tiempos de Moisés.

Hay también hoy plagas que están devastando vidas en todos los países del mundo tales como: la violencia, el sexo en adolescentes, el adulterio, el divorcio, el alcohol, las drogas, el suicidio, el sida, las sectas insólitas y la plaga de la incredulidad que ahoga todo orden moral y espiritual dentro del ser humano y la sociedad.

Aun así con este tétrico panorama debo de afirmar que hay esperanza, hay salvación, y está en JESUCRISTO; el único que puede traer limpieza, justicia, paz, amor y orden, a toda clase de plagas.

Lea atentamente: Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”     Hechos 4:12

No busque más, crea en JESUCRISTO, es el único que podrá transformar su vida y darle nuevos derroteros, acéptelo hoy mismo como su personal salvador.

DIOS le bendiga,  

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor, Iglesia Bautista de Roosevelt