Reflexiones Anteriores

¡H O S A N N A!

                            

Declara la garantía de la realización de un evento por mucho tiempo esperado, que provocaba expresarlo con alegría, gozo y felicidad.

 

Esta exclamación de júbilo que titula la presente reflexión se ha diluído en el bullicio estridente de nuestro mundo en esta época.

 

Se vive como si nada tuviera importancia y menos aún, la verdad innegable del amor de DIOS al mundo, al enviar a JESUCRISTO, su HIJO, para que tomara nuestro lugar y sufriera el castigo de nuestros pecados y nuestra frialdad.

 

¡HOSANNA! Declara que sí hay un camino de perdón, de redención y de vida eterna en JESUCRISTO.  Lea con atención:

 

“Porque no envió DIOS a su HIJO al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por EL”. 

Juan 3:17

 

No permita que el bullicio ensordecedor de nuestro mundo le prive de conocer esta declaración salvadora; JESUCRISTO vino a salvarle.

 

Acéptelo con sinceridad en su corazón y proclame con júbilo:  ¡HOSANNA!

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS