Reflexiones Anteriores

T E S O R O

                  

Su nombre era Mel Fisher, hombre aventurero del fondo de los mares en busca de tesoros hundidos; lo cual hizo durante veintitrés años, y al encontrar uno de ellos, su expresión fue: “Uno nunca lo olvidará”.

 

     Como este hombre, hay hoy en día, miles de personas que están en una constante búsqueda de “tesoros”.  Los buscan en la ciencia, la religión, el dinero, la meditación, el retiro, etc.  Desean encontrar de esas diversas formas el tesoro de la paz, la seguridad, estabilidad emocional, salud, perdón, gozo, etc.  Y los años  pasan haciendo su búsqueda desesperante, frustrante y con mucha amargura.

 

    ¡No busque más!  Hoy usted se ha encontrado a EL; es suyo, nadie se lo puede quitar, es JESUCRISTO.  Sí, JESUCRISTO, el único que puede enriquecer su vida de una vez y para siempre.  Lea atentamente:

 

“El que tiene al HIJOJESUCRISTO -, tiene la vida; el que no tiene al HIJO de DIOS no tiene la vida”

1 Juan 5:12

 

     Acepte el tesoro más grande e importante para su vida; acepte en su corazón a JESUCRISTO y viva feliz,  gozoso,  tranquilo y seguro.

 

JESUCRISTO es el tesoro que usted busca y necesita.

 

 

Dios le Bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS