Reflexiones Anteriores

VIVIR A LO GRANDE

             

Es rubia, bonita y con veintitrés años de edad en sólo dos años gastó un millón cuatrocientos mil dólares; comprando un Mercedes Benz, un Porsche, un Saab, un jeep Cherokee, y un Mercedes último modelo para su novio, también vestidos de mil doscientos dólares.   Vivía en Rancho Cucamonga, California   Y gastaba decenas de miles al mes en fiestas y paseos.  ¿Cómo obtuvo ese dinero?      Se lo dio por partes su madre, quien lo desfalcaba de una casa de comercio donde trabajaba como administradora.

No hay nada que destruya más rápido la moral y la conciencia, que el poco ganar y el mucho gastar.

La Biblia, el mayor compendio de sabiduría que hay en el mundo, dice:

“Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente”      (Eclesiastés 5:10).

Sólo Jesucristo nos libra de esta locura,  nos da la sobriedad y la cordura para vivir honesta, limpia y justamente. Y sólo JESUCRISTO llena el vacío que es la causa de ese enloquecimiento

El vació y la ausencia de paz la puede llenar con  JESUCRISTO.    Solo creyendo en ÉL, y aceptándolo en su corazón, marcará la diferencia.

DIOS le bendiga,

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS