Reflexiones Anteriores

DEJAR DE FUMAR

                            

Fue un día muy especial para la ciudad de Houston, Texas, se instaló un cenicero gigante y miles de colillas fueron depositadas hasta pesar 300 kilogramos.

Es una de las resoluciones que pueden hacerse en cualquier tiempo y dejarlo para siempre; porque el humo del tabaco, es totalmente inútil, y si nocivo para el organismo del que lo fuma y para el inocente que se ve obligado a aspirarlo.    El humo del tabaco es pestilente, maloliente, deprimente y repelente, además de no dejar célula del cuerpo sin estropear.

Esa decisión es importante, pero hay otra que usted debe de tomar; dejar de ignorar a DIOS.

DIOS es Real, y está interesado en cada uno de nosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos sean salvos.

Lea como se lo expresa:   “Porque no envió DIOS a su HIJO – JESUCRISTO – al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por EL – JESUCRISTO.”  Juan 3:17

¿Seguirá ignorando este ofrecimiento?

Tome la determinación de reconocer en JESUCRISTO al salvador de su vida, no siga ignorando el amor de DIOS para usted.  Acéptelo hoy.

DIOS le bendiga.

Rev. Joel Velásquez Peralta.

     

Design by: PRWS