Reflexiones Anteriores

“Enfermedad que consume”

 

Tal vez no sea la forma más exacta para llamarla, pero nos sorprende su reacción, nos asusta su efecto.  La radio, la televisión y la prensa cada día nos enfrenta con esa realidad.  Estoy refiriéndome a la violencia que hoy vivimos en todo el mundo.

 

Los especialistas de la conducta humana solo se atreven a dar tibiamente posibilidades que originan esta condición en el ser humano, sin dar tan siquiera una medicina efectiva para erradicarla, ya que afirman no la hay.

 

Cuán lejos de la verdad; la medicina ya existe, el procedimiento es muy claro.  Lea atentamente:

 

“Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos y vuélvase a JEHOVA, el cual tendrá de él misericordia, y al DIOS nuestro, el cual será amplio en perdonar”

Isaías 55:7

 

Apártese de ese camino que no le lleva a nada feliz.  No permita que pensamientos de egoísmo y envidia llenen su mente.  Reconozca que hay un DIOS que le ama así como está.  Que la sangra de JESUCRISTO su HIJO, vertida en la cruz, le puede limpiar y su misericordia salvadora le hará salvo.

 

Acepte a JESUCRISTO y sea salvo, sano y feliz.

 

 

DIOS le bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS