Reflexiones Anteriores

El Ultimo Héroe del “Titanic”

                  

  

¿Recuerdas el “Titanic”?  El 14 de abril del 1912, 1522 personas perdieron la vida al hundirse el navío más grande de su época, y que de acuerdo a sus constructores, “Ni DIOS mismo podría hundir”.

 

     Esa noche contrastaron, como siempre: el egoísmo y el heroísmo.  Mientras tantos perecían, hubo quien acomodó su mascota en uno de los barcos salvavidas; y otro que se vistió de mujer para ganar preferencia.  Entre los héroes hubo padres como John Harper, que salvaron sus hijos y cedieron su lugar a otras damas y niños.

 

     Mas John sobresalió entre todos, pues además de su esfuerzo por ayudar a otros, también alcanzó sus almas.  Por 50 minutos, muchos de los que sobrevivieron la caída al agua helada y lucharon por mantenerse a flote, vieron a John, afanándose por preguntarles:  “¿Eres salvo?”  Si la persona contestaba “No”, le amonestaba con el texto bíblico de Hechos 16:31:

 

“Cree en el SEÑOR JESUCRISTO, y serás salvo…”

 

     Quien hoy cuenta la historia, asegura ser el último convertido por el esfuerzo e interés que le dedicó John justo antes de desaparecer bajo el agua.

 

¿Y tú?  ¿Eres salvo?  JESUS murió para salvarte:   (Juan 10:9a)

 

No esperes más, cree y dile:

 

“Sí, SEÑOR JESUCRISTO, Ven a mi corazón y sálvame”.

 

 

Dios le Bendiga,

 

 Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS