Reflexiones Anteriores

OLVIDO DE LA REALIDAD

             

Todo fue maravilloso desde que comenzó su noviazgo: los regalos que recibió de su novio, los paseos a los lagos y las veladas familiares, el compromiso y la ceremonia de bodas, la luna de miel de quince días en un barco por el mar Báltico. Pero cuando regresó a la casa y empezó la vida matrimonial, ésta dejó de ser maravilloso para ella. Y al no poder soportar la idea de ser ama de casa toda su vida; se suicidó.

Esta joven representa a muchas de las jovencitas modernas que les gustan las fiestas, los bailes, les encantan los regalos, los galanteos, las flores y los perfumes; sueñan con el compromiso, fijar la fecha de la boda y mostrar la sortija a sus amigas. Pero no, el matrimonio que es un pacto.

Todos los seres humanos hacemos pactos, pero en la mayor de las veces olvidamos la realidad de ellos.

Lea atentamente: “Porque tal manera amó DIOS al mundo, que ha dado a su HIJO unigénito – JESUCRISTO – para que todo aquel que en EL cree, no se pierda mas tenga vida eterna” Juan 3:16

DIOS hizo un pacto con usted; le abrió la puerta a la vida eterna a través de JESUCRISTO.

¿Cómo responde? No olvide la realidad de éste pacto, es salvación y vida eterna.

 

DIOS le bendiga,

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS