Reflexiones Anteriores

“SIGUE LATENTE”

 

Se le conoce hoy con el nombre de virus de influenza, el responsable de la epidemia que mató en 1918 a más de 20 millones de personas en el mundo, provocando dolor, impotencia y terror.

 

Sorpresivamente vuelve a reaparecer en 1957 y 1968, y hoy sabemos que este mortal virus sigue latente y no ha dejado de hacer su efecto destructor en el mundo a pesar de todos los esfuerzos.

 

Amigo lector; entre nosotros existe otro “virus” mucho más peligroso, dañino y destructor, que con su silenciosa contaminación, es capaz de provocar el aniquilamiento, no solo del cuerpo, sino de la mente y el alma: se llama PECADO.

 

Para librarse de ese “virus”  solo existe una forma: JESUCRISTO.  Es JESUCRISTO quien únicamente tiene el antídoto para ser librado, salvado y restaurado.  Lea con atención la receta:

 

“… la sangre de JESUCRISTO su HIJO, nos limpia de todo pecado”  Juan 1:7 b

 

Esta  es su oportunidad, no permita que el “virus” del pecado termine con su vida.  Acuda a JESUCRISTO hoy mismo y sea limpio y salvo.  Acéptelo como su personal salvador.  JESUCRISTO puede y quiere hacerlo, no tarde.

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor, Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS