Reflexiones Anteriores

“DOS  VIRTUDES”

 

Holger Nisson nació en una pequeña aldea de 300 habitantes de Suecia.  Fue criado en la pobreza, pero sus padres le inculcaron virtudes como gratitud, respeto, honor y cortesía y también generosidad e integridad, dedicación al estudio y el trabajo.  Fue escalando en su trabajo que al final fue socio de la empresa.  Al morir tenía la respetable fortuna de 4 millones.

 

En su testamento expresó que se repartiera entre los habitantes de su aldea natal, comprendidos entre los 18 a 65 años, cantidades iguales; y razonaba la nota:  “Dios dejó una herencia para todos, yo también deseo dejar la mía a todos”.

 

Las virtudes que más satisfacción producen son: la generosidad y la gratitud.  Quien tales virtudes practica, vive en armonía con todos.

 

DIOS fue quien enseñó al ser humano estas virtudes.  Lea con atención:

 

“Porque de tal manera amó DIOS al mundo, que ha dado a su HIJO unigénito; para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”.

Juan 3:16

 

Comience a disfrutar de estas virtudes.  Acepte la generosidad del verdadero amor de DIOS, quien desea salvarle, perdonarle y darle vida eterna.  Viva en armonía con DIOS, crea en JESUCRISTO y sea salvo y feliz.

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor, Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS