Reflexiones Anteriores

¡GRACIAS!

                  

   

Es la palabra perfecta, compuesta por siete letras, que cuanto dice y que tanto sirve, es la más conocida en todo lenguaje conocido.

 Por mucho que se diga o pronuncie, jamás pierde su valor y encanto, porque decir GRACIAS es manifestar nuestra gratitud, aceptación, reconocimiento, como también la sencillez y humildad.

 En nuestro vivir vertiginoso, cuantas veces olvidamos dar gracias perdiendo el momento tan especial y cambiar cualquiera reacción o comentario.

 Hay algo, por la que no todos han dado gracias y donde no es aceptado que está sobreentendido, descubra cual es, lea con atención:

 ¡Gracias a DIOS por su DON inefable!     2da, Corintios 9:15

Sí, por ese DON inefable que se llama JESUCRISTO, quien nos mostró su amor dando su vida por todos nosotros, derramando su sangre para limpiar nuestros pecados, y resucitando para darnos vida eterna.

 Le pregunto:   ¿Puede usted dar gracias a DIOS por JESUCRISTO como Su Salvador?

 Si su respuesta es negativa, le informo que JESUCRISTO está disponible; acéptelo como su Salvador en su corazón, y únase a los miles y miles que damos gracias hoy, porque JESUCRISTO es nuestro Salvador y Señor.

 DIOS le bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

 

Design by: PRWS