Reflexiones Anteriores

EL SECUESTRADOR

   

La familia se preparaba como todos los días, alguien toca a la puerta, el padre de familia abre, un hombre con un arma de fuego violenta la entrada y lo encañona, la policía rodea la casa, y le piden que se entregue, el delincuente tiene consigo a la familia tirada en el piso y amenazando con su arma al padre.    Le pide a la policía: un auto y que no lo persigan porque llevará consigo dos rehenes.

El problema se agudiza, porque el negociador especializado tardaría en llegar unos 40 minutos.

Este cuadro se está repitiendo cada día en todas partes de l mundo con el secuestrador y destructor de la vida: Satanás.

Pero a diferencia del negociador, usted puede contar con un LIBERTADOR, su nombre JESUCRISTO.

Lea como lo expresa:   “Y luego todo Israel = el pueblo – será salvo: Vendrá de Sión un Libertador = JESUCRISTO, - que apartará de Jacob = el hombre, - la impiedad”      Romanos 11:26

Este es el momento para dejar de seguir sufriendo la agonía del secuestro de su paz, el gozo, la seguridad, la alegría, la armonía, que como seres humanos debemos de disfrutar.

Haga de JESUCRISTO el Salvador de su vida.    Acéptelo en su corazón y le aseguro que INMEDIATAMENTE acudirá, y tendrá la bendición de su presencia sintiendo el gozo de su salvación.

DIOS le bendiga.

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt.

   

Design by: PRWS