Reflexiones Anteriores

JESUCRISTO; SU AMOR Y SU PERDÓN

 

En varias ocasiones se ha escuchado la expresión: “Yo perdono, pero no olvido”.  ¡Qué triste situación para la persona a quién se le otorgue tal perdón!  ¿Podría haber paz en su corazón?

 Los cristianos evangélicos conocemos un amor que no tiene medida y que otorga un perdón para siempre, un perdón que olvida todas nuestras transgresiones, ofensas y faltas.  El amor de JESUCRISTO, nuestro Salvador, se manifiesta en su obra de Redención en la cruz.  “En esto hemos conocido Su amor, en que El puso Su vida por nosotros…”  I Juan 3:16

 En Hebreos 10:17 JESUCRISTO nos dice: “Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones”.  Como “La palabra del Señor permanece para siempre”  I Pedro 1:25, el perdón que JESUCRISTO nos otorga produce en nosotros paz, gozo y confianza espiritual.  Gozamos del amor de JESUCRISTO y de Su perdón desde el mismo instante en que acudimos a El, le aceptamos como nuestro Salvador personal y le entregamos nuestro corazón.

 En nuestro caminar diario sigue manifestándose el amor y el perdón de JESUCRISTO.  En I Juan 2:1 se nos dice: “Si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a JESUCRISTO, el justo…”  “Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de nuestra maldad”  I Juan 1:9.

 ¿Conoce usted el amor y el perdón de JESUCRISTO?  Acéptele hoy como su Salvador personal.  Ponga su fe en El y entréguele su corazón y conocerá la paz, el gozo y la seguridad que solo se encuentran en el amor y el perdón de JESUCRISTO.

 DIOS le bendiga,

 Hna. Loida Hernández Ramos

 

     

Design by: PRWS