Reflexiones Anteriores

“SIMBOLOS DEL DRAMA HUMANO”

                  

Creo que se pueden usar como símbolos del drama humano que vivimos, sin quitar lo beneficioso que en la realidad son: la nieve, el viento y el sol.  La nieve es fría, silenciosa e inmóvil, que muy bien puede representar la indiferencia y frialdad que hoy vivimos en nuestra sociedad y familia.

 El viento que sopla con furia destructora, convirtiéndose en un ciclón o tornado, que destruye todo a su paso; puede ser representante de la violencia que sutil e impecablemente hoy arropa al mundo y la familia no se libra de su azote.

 Al sol que declara su nuevo día, abrigando con su calidez a todo ser viviente; bien puede manifestar la acción salvadora.

 Sabe amigo lector, JESUCRISTO es el sol de justicia.  Lea con atención:

 “He aquí, Yo – JESUCRISTO – estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”.  Apocalipsis 3:20

 ¡Hay esperanza!  Permita a JESUCRISTO marcar la diferencia en su vida; acepte su invitación, oiga su llamado, déjelo entrar; dará un nuevo día a su existencia y lo abrigará con su amor.  ¡Acéptelo! 

 DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

 

Design by: PRWS