Reflexiones Anteriores

S  O  N  R  I  A

                  

      Esta palabra es tan popular porque la vemos escrita en diferentes formas de letras y objetos.  Pero la realidad es que el impacto que se desea, aún no se ha logrado y hoy vemos más rostros serios, amargados, angustiados y casi coléricos por todas partes donde transitamos.

 

     La ciencia ha hecho su parte; la ortodoncia, que arregla, acondiciona y endereza la dentadura para así tener dientes “perfectos” para una sonrisa “espectacular”.  Los nuevos “implantes”; líquidos inyectables para hacer resaltar la línea de los labios y desvanecer la comisura, etc.  Todo con el propósito de que cuando sonría, se vea bien.

 

     La verdad es que la sonrisa no está en esa área de nuestro cuerpo, ésta es solo la manifestación del estado de nuestro corazón.

 

     Se puede sonreir verdaderamente cuando JESUCRISTO quita el peso de nuestro pecado, la culpa, la envidia, etc., dándonos su perdón.

 

     Lea con atención:

“En quien tenemos redención por su sangre – la de JESUCRISTO – y el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”

Efesios 1:7

 

     ¿Quiere tener una verdadera sonrisa?  Acepte hoy a JESUCRISTO como su salvador y pondrá en su rostro la sonrisa de la presencia de su amor.

 

 

DIOS le Bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

 

Design by: PRWS