Reflexiones Anteriores

CIUDADES AMURALLADAS

                            

    

Puerto Rico, nuestra isla, hoy disfruta de plena libertad y libre locomoción, pero no siempre fue así.  Hace más de 110 años se inició el desmembramiento de la muralla que no permitía el acceso del este de la Capital hacia Puerta de Tierra.

 

     Murallas, es una palabra que cada día se está proliferando sin darnos cuenta y no necesariamente las físicas, hechas de cualquier material, sino las que no se ven pero tienen un efecto mucho más devastador como el egoísmo, la envidia, el rencor, el vicio, etc.

 

     Le tengo muy buenas noticias: JESUCRISTO es el único que puede destruir, derrumbar de una vez y para siempre esa condición de vida.  Lea con atención:

 

“El Espíritu del Señor está sobre mí… me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón, a pregonar libertad a los cautivos… y a poner en libertad a los oprimidos”

Lucas 4:18

 

     Acepte a JESUCRISTO como su salvador, El es el único que puede destruir la muralla que hoy le oprime y le quita libertad.  Hágalo y disfrute esta nueva vida con JESUCRISTO.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS