Reflexiones Anteriores

“MI PAZ OS DOY”

                            

Comentando la situación que prevalece hoy día en el mundo, se encuentran dos grupos con visión diferente.  Entre los temas que se discuten están la economía, la recesión, el petróleo, el precio de los alimentos, etc.  A medida que progresa el intercambio de ideas, se percibe la presencia de los enemigos de la paz espiritual: preocupación, dudas, ansiedad, inseguridad y angustia.  ¿Qué hacer?  Ven un futuro tormentoso, sin esperanza de soluciones ni a corto ni a largo plazo.

 

Observe este otro grupo.  Por la gracia de DIOS pertenezco a este grupo.  Los que pertenecemos a este grupo tenemos a JESUCRISTO en nuestro corazón como Salvador personal.  Hablamos de los mismos temas del presente, pero no le damos paso a los enemigos de la paz espiritual.  Nuestra fe, confianza, seguridad y esperanza están en JESUCRISTO, quien nos sostiene y fortalece en todo momento.

 

Tenemos la Biblia, la Palabra de DIOS, “que es verdad; vive y permanece para siempre”.  Por medio de su lectura y estudio recibimos la sabiduría que nos guía a distinguir las cosas eternas de aquellas que son terrenales y temporales.

 

La oración, comunión y conversación con DIOS, es parte muy importante en nuestra vida.  Tenemos la certeza de que DIOS nos escucha y que también nos responde.

 

Le rendimos alabanza y adoración al DIOS vivo, único y verdadero DIOS.  ¿Qué hace la diferencia entre los grupos?  Nuestra fe en JESUCRISTO.  ¿A cuál grupo pertenece usted?  ¿Es JESUCRISTO su esperanza?  ¿Tiene usted la paz que JESUCRISTO ofrece?  Acéptele en su corazón como su Salvador personal.  El será su esperanza y le dará paz a su vida.

 

JESUCRISTO dice:  “La paz os dejo, mi paz os doy.  Yo no os la doy como el mundo la da.  No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”.        Juan 14:27

 

 

DIOS le bendiga,

 

Hna. Loida Hernández Ramos

 

     

Design by: PRWS