Reflexiones Anteriores

200  AÑOS

                  

 

Escribir 200 años no cuesta.  Que transcurran para todo ser humano es casi una eternidad.  Esa cantidad de años, aseguran los científicos, son los que la más insignificante bolsa de plástico, que usted como yo usamos para poner nuestra compra del supermercado, necesita para desintegrarse y deje de ser un plástico contaminante y destructor en nuestro mundo.

 

     De igual forma el pecado en el ser humano produce, no solo contaminación, sino la destrucción de su vida aquí y por la eternidad.

 

     Pero le tengo la más maravillosa noticia; usted puede ser libre de tan difícil situación; aceptando a JESUCRISTO como su salvador y permitiéndole que su poder realice su promesa que dice:

 

“Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados…”

Isaías 44:22

 

     Usted sabe hoy que en JESUCRISTO hay poder salvador y transformador para su vida, le toca aceptarlo o ignorarlo, la decisión es solo suya.  Sea libre de tan destructiva condición, le invito a aceptar a JESUCRISTO.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

   
 

Design by: PRWS