Reflexiones Anteriores

COMO BOLA DE FUEGO

 

El descuido de la colilla de un cigarrillo, provocó el incendió del establo, que en pocos minutos ardía completamente, habían allí sesenta caballos de carrera, once murieron calcinados, el resto enloquecidos, con las crines y colas ardiendo huyeron a otro establo, dando así inicio a otro incendio. Dejando una pérdida de mas de dos millones de dólares.

Incendios como este también son producidos por las personas, cuya ira se enciende con facilidad, que parecen respirar fuego, con plomo en sus venas, producto de sus frustraciones y resentimientos, haciendo estallar el polvorín que llevan dentro.

Talvez la pregunta sea: ¿Habrá esperanza?

¡Claro que la hay! Y esta en JESUCRISTO.

Lea como lo expresa: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo = JESUCRISTO no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” Juan 14:27

Le invito a que busque con determinación y fe a JESUCRISTO; la paz interior que el provee es imposible de alterar, solo con EL usted puede vivir con la plenitud de su paz.

Crea en JESUCRISTO como su salvador, le perdonará y transformará todo su ser. ¡Hágalo hoy!

DIOS le bendiga.

‘Rev. Joel Velásquez Peralta.