Reflexiones Anteriores

Una Voz de Aliento

                   

Siempre se agradece una voz de aliento.  Una forma de recibir una voz de aliento efectiva es buscándola en la Biblia.  Comparto algunas de ellas con los lectores:

 

       Isaías 41:10 dice: “No temas porque yo estoy contigo; no desmayes porque yo soy tu Dios que te esfuerzo, siempre te ayudaré; siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.  En ese solo verso hay cuatro promesas.   En Isaías 41:11 la voz de aliento es “He aquí que todos los que se enojen contra ti serán avergonzados y confundidos…”

 

       Si tiene que confrontar situaciones difíciles, leemos en Isaías 43:2: “Cuando pases por las aguas yo estaré contigo y si por los ríos no te anegarás – Cuando pases por el fuego no te quemarás ni la llama arderá en ti”.  Enseguida en el siguiente verso dice: “Porque yo, Jehová, Dios tuyo, el santo de Israel, soy tu Salvador”.

 

       Si está indeciso porque el camino a recorrer muestra dificultades, busque Isaías 45:2 – “Yo iré delante de ti y enderezaré los lugares torcidos, quebrantaré puertas de bronce y cerrojos de hierro haré pedazos”.

 

       Una voz de aliento sacada de la Biblia es una promesa que se cumplirá porque es palabra de DIOS.  Reclame esas promesas, recíbalas, disfrútelas, y ALABE A DIOS TODOPODEROSO que las otorga a todo aquel que las pida con fe.

 

 

Hermana Esther Gely

 

Design by: PRWS