Reflexiones Anteriores

EL ANTÍDOTO

 

  

Un muchacho de Miami, Florida, tenía como mascota una cobra de anteojos, de 90 centímetros de largo; pero como la serpiente y el hombre nunca serán amigos, un día la cobra mordió en un píe a su dueño.

La terrible competencia comenzó, quien llegaba primero al corazón, si el veneno de la cobra o el antídoto que venía de un zoológico de Florida. El antídoto ganó la carrera.

Algo similar sucede en los seres humanos con el veneno de: la envidia, las drogas, el alcohol. el rencor, el pecado, su blanco es el corazón, y cuando estos llegan lo corrompen.

Pero existe un “antídoto” muy eficaz, que aun cuando el corazón esté en muy malas condiciones por todo ese veneno, puede tener efectividad; este es JESUCRISTO

Preste atención como lo expresa: “…Y la sangre de JESUCRISTO su HIJO nos limpia de todo pecado” 1 Juan 1:7c.

Le recuerdo: el pecado es un veneno mortal, pero la Sangre de JESUCRISTO es el único “antídoto” que puede salvar. Le invito a que acepte a JESUCRISTO como su personal salvador hoy mismo, solo así podrá ser salvo.

 

 

 

Design by: PRWS PuertoRicoWebSites.com