Reflexiones Anteriores

Esperanza

Normalmente cuando llega el final de un año, analizamos y evaluamos cómo ha sido éste. Hemos tenido tiempos de alegría y algarabía, pero también tiempos de tristeza, de dolor, angustia y, de llanto. Durante este año, ¿Cuántos de nosotros hemos sentido que nuestra fe se ha debilitado o que nuestro mundo se tambalea? Creo que todos.

Nos desesperamos porque clamamos a Dios, pero la respuesta no llega tan pronto como esperamos. Eso es así pero no se desespere; el tiempo del Señor es perfecto y toda oración será contestada según sus propósitos para nosotros. Una sola cosa nos puede reconfortar…saber que DIOS ES FIEL y cumple sus promesas:

 

* “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33)

* “Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3)

* “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? (Mateo 6:26)

 

Dejemos atrás esos recuerdos de tristeza y comencemos este nuevo año con la confianza que nuestro Señor y salvador JESUCRISTO nos dará la victoria, pues él está y estará con nosotros “…todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). Esa es la mayor esperanza de vida.

 

¡Feliz Año 2014!

 

Su hermana en Cristo, Matilde Dávila