Reflexiones Anteriores

NO  HAY  SOLUCION

                  

Durante ya mucho tiempo, esta frase ha sido muy usada, no solo en nuestro país, sino en todos los países del mundo.  El ser humano cada día se encamina a la destrucción, y aún siendo consientes de ello, poco o nada ha sido el esfuerzo por cambiar el rumbo, buscar inteligentemente nuevos derroteros sin el egoísmo y la mezquindad.

 

     Sigue su crecimiento el alcoholismo, la drogadicción; que dicho sea de paso en algunos países se está legalizando en aras de encontrarle una solución a este flagelo.  Y no solo esto, sino muchos otros como el desempleo, el maltrato, etc.

 

     ¿Verdaderamente no hay solución?  ¡Claro que sí la hay!  Si con humildad y sinceridad volviéramos nuestra mirada a la cruz, donde el autor de la vida, JESUCRISTO, declaró la solución:

“Consumado es”

Juan 19:30 b

 

     En esta maravillosa declaración afirmaba que: nada está fuera de su control, todas las cadenas de opresión son rotas con su poder; hay a quién acudir sin vacilación.

 

     Acepte la invitación que JESUCRISTO le extiende:

“Venid a Mi todos …”

 

No lo dude, créalo, le aseguro que su vida cambiará.

 

Dios le Bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS