Reflexiones Anteriores

TRANSFORMACION

                          

Es una palabra que usamos y muy pocas veces caemos en cuenta de lo significativa y determinante que es.  Por ejemplo: El maestro preguntó al alumno: “¿Cómo se llama la transformación de líquido a gaseoso?”  El muchacho pensó por un momento y luego dijo: “Esa transformación se llama condensación”.

 

       ¿Sabe, mi amado lector, que existe otra transformación mucho más importante que un fenómeno físico?  Es la que se realiza en el ser humano por medio de JESUCRISTO.

 

       JESUCRISTO puede transformar a un perdido en salvado, a un pecador en perdonado, a un esclavo en libre; si tan solo cree y acepta a JESUCRISTO en su corazón.

 

“Porque el Hijo del Hombre – JESUCRISTO – vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”.

Lucas 19:10

 

      ¿Desea usted disfrutar de esa maravillosa transformación?  No tarde más, crea en JESUCRISTO y acéptelo en su corazón hoy mismo.

 

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor de la Iglesia Bautista de Roosevelt

 

Design by: PRWS