Reflexiones Anteriores

“Pedir Ayuda”

 

Es una acción tan normal en el ser humano; no denigra a nadie; más aún cuando atravesamos por momentos difíciles, como estar perdido en medio de un fuego, bajo escombros, etc.  Lo normal es pedir ayuda con al esperanza de ser escuchado y que sea movido a misericordia quien escucha para darnos la ayuda que necesitamos.

 

También en lo profundo del ser hay necesidades que deben ser atendidas con urgencia, como: angustias, temores, esclavitudes, odios, rencores.  Pero en la mayoría de los casos, no se sabe a quien pedir ayuda.  Sí, hay a quien pedir: a DIOS.  El declara:

 

“Clama a Mí y YO te responderé…”

Jeremías 33:3ª

 

Por nada siga en el silencio mortal y destructivo de su ser acallando con falsedades lo que destruye su vida.  Clame a DIOS, pero clame con fe y sinceridad.  Le aseguro que EL es el único que puede hacerlo.  Transformará todo lo que mina y entristece su vida, en paz, tranquilidad y esperanza.

 

Acepte a JESUCRISTO como su salvador y tenga toda la ayuda que necesite.

 

DIOS le bendiga,

 

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor, Iglesia Bautista de Roosevelt

 

     

Design by: PRWS