Reflexiones Anteriores

UN  ALUD

 

Estaban en uno de los lugares más pintorescos de la sierra peruana, las montañas del Cuzco, y su proyecto era escalar esas montañas, doce intrépidos y optimistas jóvenes argentinos, querían satisfacer su sueño y estar a la altura por donde “el cóndor pasa”     Trágicamente un sorpresivo alud de piedras y nieve los sorprendió a todos; muriendo ocho de ellos.

Una avalancha, ya sea de lodo, piedras o nieve, es algo horrible, pero ¡Cuántos aludes ocurren en nuestra vida diaria!   Situaciones entre patrón y empleado; en los matrimonios, en la familia, etc. que sin darnos cuenta van acumulando peso. ¿Será posible que en éste mundo moderno, con todas sus injusticias, violencias, rebeldías y pecados contra la humanidad y contra Dios, estemos también acumulando peso, provocando un gigantesco alud?

¿Podremos librarnos?    Si, a través de JESUCRISTO

El declaró:   Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”     Juan 16:33

Permítame preguntarle: ¿Ha puesto su confianza en JESUCRISTO?   Solamente con EL dentro de nuestra vida la podremos alcanzar.   

Hoy es el día para aceptarle como su Salvador y Señor.  ¡Hágalo!

DIOS le bendiga.

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt