Reflexiones Anteriores

INCREDULIDAD

   

En nada nos sorprende que todos los seres humanos a nuestro derredor, tengan como una actitud normal la Incredulidad.  Es que con este nuestro mundo tan cambiante, lo que hoy es, mañana ha dejado de ser, llevándonos a ser personas muy escépticas de casi todo lo que nos rodea.

De tal manera nos comportamos que estamos tan acostumbrados a tocar, gustar, ver, oler y oír; de tal manera que todo debe de pasar a través de nuestros cinco sentidos.

Frente a esta disyuntiva, hay preguntas muy importantes que debemos hacernos sabiendo que somos tan imperfectos:  ¿Cómo podemos a DIOS interesarle?  ¿Puede amarnos y perdonarnos tal como somos? 

 

Permítame decirle en principio que sí.  Lea con atención: 

 “Porque de tal manera amó DIOS al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito (JESUCRISTO), para que todo aquel que en EL cree, no se pierda, más tenga Vida Eterna”.  Juan 3:16

¿No le parece que frente a esta declaración, es bueno cambiar de actitud y comenzar a creer?  Su incredulidad no cambiará lo que DIOS ya ha hecho por usted.

  1. JESUCRISTO murió y su sangre limpia todo pecado del ser humano.
  2. JESUCRISTO resucitó y es quien únicamente da Vida Eterna.

Le invito para que lo acepte en su corazón hoy mismo.

 

DIOS le bendiga,

 

Rev. Joel Velásquez Peralta

Pastor: Iglesia Bautista de Roosevelt

   

Design by: PRWS